Masaje Shantala: caricias para el alma

¿A quién no le gusta recibir un masaje? Sentirse cuidada, querida, descargar tensiones, compartir caricias, sensaciones… es maravilloso, ¿verdad? Pues si para nosotros es un placer, para un bebé es casi imprescindible. Tan necesario como comer y dormir es el contacto físico: saber que hay una persona que le protege, le cuida y le da calor les hace sentirse seguros y facilita su adaptación a este mundo, ya desde el nacimiento. Y el masaje infantil Shantala es el ideal para ello.

¿Desde el nacimiento?

Sí. Porque un bebé en el útero ya recibe estímulos táctiles: se nota “flotando” en su medio líquido, percibe la temperatura, nota los movimientos y el balanceo, y le ayuda a conocer los límites de su espacio al “chocar” con las paredes del útero, … Pero al salir al mundo extrauterino, esos estímulos se pierden y el recién nacido se siente perdido. El (con)tacto le ayudará a reconocer su nuevo mundo y cuál es su lugar en él.

La única condición es respetar siempre el estado del bebé, estar atentos a sus respuestas para no sobre cargarle de estímulos. Es decir,a un bebé de 5 días no vamos a hacerle un masaje de 20 minutos: probablemente con recibir suaves caricias en la espalda unos pocos minutos será más que suficiente.

Beneficios del masaje infantil

El masaje infantil tiene múltiples beneficios para el bebé; alguno de ellos son:

  • Beneficios emocionales: Facilita la interacción con la persona que le cuida, ya que el momento del masaje debe ser un momento relajado, en el que evitemos otras distracciones. Es una gran herramienta para facilitar el vínculo.
  • Ayuda al desarrollo y a establecer una relación de confianza con el entorno, al recibir estímulos positivos: calor, contacto, sonrisas, canciones…
  • Le ayuda a integrar su esquema corporal y reconocer su cuerpo.
  • Otros beneficios físicos: facilita procesos como la digestión, la respiración o el sueño, según el tipo de masaje y el momento en que lo demos. Favorece el equilibrio del sistema nervioso y endocrino.

Pero, ¿qué es el masaje Shantala?

El masaje Shantala es un masaje tradicional que las mujeres de la India hacen a sus bebés y que ha pasado de generación en generación. Fue el obstetra francés Frederick Leboyer quien lo introdujo en Occidente, después de quedarse prendado al ver cómo una mujer hindú masajeaba a su bebé, dándole un “regalo de amor”. Esa mujer se llamaba Shantala, y en su honor puso el nombre a esta técnica y editó un libro con las fotos que les tomó.

Se basa en suaves presiones y caricias en dirección descendente, que se hacen con aceites vegetales por todo el cuerpo del bebé, con el objetivo de relajarlo y favorecer el vínculo. Es una bonita forma de decir “Te quiero” a nuestros bebés, y una de las que mejor entienden.

Consiste en masajear con aceites vegetales tibios todo el cuerpo desnudo del bebé, que reposa sobre las piernas de la madre.

¿Cómo empezar?

  • Lo primero es tomarnos unos minutos para relajarnos y desechar las tensiones que acumulamos en nuestro día a día, para no trasmitírselas al bebé durante el masaje.
  • Elige un momento en el que el bebé esté preparado para la interacción: despierto, tranquilo, sin hambre ni sueño, cómodo.
  • Busca un lugar confortable, tanto para ti como para el bebé. Una habitación con temperatura agradable, luz natural, sin ruidos,  y una postura que te permita una interacción directa con el bebé a la vez que es respetuosa con tu cuerpo.
  • Después hay que”pedir permiso” al bebé, explicándole qué vamos a hacer. Si empezamos siempre de la misma manera (por ejemplo, mostrando nuestras manos mientras las frotamos o calentamos el aceite), el bebé irá aprendiendo qué es lo que viene a continuación.
  • Se aconseja seguir una rutina y/o un orden en los movimientos, por lo mismo que ne el punto anterior: el orden ayudará al bebé a ir integrando diferentes sensaciones y podrá anticipar los siguientes movimientos. No siempre será necesario hacer la secuencia completa de masaje.
  • SIEMPRE RESPETA LAS RESPUESTAS DEL BEBÉ. Si pensábamos que era un buen momento pero el bebé se muestra poco receptivo, incómodo o llora, dejaremos el masaje para otro momento.

¿Por qué elegir el masaje Shantala?

A la hora de hablar de masaje infantil, hay varias tendencias o escuelas; incluso en internet puedes encontrar un montón de vídeos en los que te enseñarán diferentes técnicas y/o secuencias de masaje infantil. Pero nosotras nos sentimos especialmente cómodas con este masaje por lo que lleva implícito:

asesoría durante el embarazo

La filosofía hindú considera que el bebé es recibe masajes antes del nacimiento, en el interior del cuerpo de la madre, a lo largo de la gestación. Y nosotras pensamos lo mismo.

El principal objetivo de este masaje es el BIENESTAR del bebé y de la madre, y favorecer el VÍNCULO. Y ya sabéis que para nosotras es algo esencial.

Se adapta perfectamente a las necesidades del bebé y sus respuestas.

Se combina con movimientos y estiramientos de yoga para bebés.

Y para terminar, algo que nos encanta: se basa en los saberes tradicionales que han pasado de boca en boca, de mujer a mujer, durante generaciones; en grupos de madres que se reúnen haciendo tribu para criar a sus bebés. Acariciándoles el alma. ¿Puede ser mejor?

 

Si quieres aprender más sobre el masaje Shantala, no te pierdas nuestro taller el próximo día 7 de noviembre a las 11h.

Trae una mantita o toalla y aceite vegetal.

 

Deja un comentario